3 octubre, 2022

Como revisar los amortiguadores en un coche

2 minutos de lectura

Cuando tienes un coche es crucial que te ofrezca un buen agarre, para lo cual, los amortiguadores son cruciales. En caso de que necesites un motor seat ibiza segunda mano, te recomiendo que visites Motores DYG, porque allí encontrarás siempre los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que unos amortiguadores en mal estado podrían causar que se produzcan graves accidentes. Por este motivo, en este post te enseñaré a detectar posibles fallos en los amortiguadores y así conseguirás siempre las mejores opciones.

Consejos para revisar los amortiguadores

Para que puedas revisar los amortiguadores de una forma sencilla, simplemente debes seguir estos consejos prácticos:

Inspección visual

Es fundamental que realices una inspección visual de los amortiguadores para determinar el estado general de los mismos. Observa si los amortiguadores tienen óxido, el cual puede ser bastante común por la sal presente en el pavimento en especial durante el invierno para derretir la nieve.

Por otra parte, debes fijarte bien en que no vayan a tener fugas de aceite, porque esto podría evitar que cumplan bien con su función. En caso de que tengan fugas o estén oxidados, lo más probable es que tengas que llevar tu coche al taller para reemplazarlos porque esto puede representar un grave riesgo a la hora de conducir.

Observa la línea del pavimento

Debes aparcar tu coche en un lugar que sea completamente plano, y alejarte un poco para observarlo en su totalidad. Fíjate bien en la posición del coche, y analiza la línea que se forma entre la carrocería y el pavimento.

En caso de que el coche tenga tendencia a inclinarse hacia un lado en específico, esto querrá decir que ese amortiguador está en mal estado. Recuerda que cuando hagas el cambio tendrás que cambiar ambos amortiguadores para evitar problemas de rendimiento.

Prueba del rebote

Esta es una de las mejores pruebas para determinar el estado de los amortiguadores, en especial porque podrás conocer el estado rápidamente. Consiste en ejercer presión sobre la carrocería hasta que esta descienda, y luego soltarla para observar el comportamiento del vehículo.

En caso de que el vehículo vuelva a su posición en un solo movimiento, esto indicará que los amortiguadores están en buen estado. De lo contrario, si comienza a dar rebotes se indicará que los amortiguadores están en mal estado. Esta es una prueba que también te servirá cuando compres un coche de segunda mano para saber el estado de los amortiguadores.

Más historias

2 minutos de lectura
2 minutos de lectura
Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.