La importancia de un buen embalaje en una mudanza

Seguro que a todos en un momento dado cuando nos vamos a mudar nos preocupa bastante la mudanza en sí, es normal que las preocupaciones nos colapsen sobre todo cuando vemos que ha llegado el momento en el que nos debemos marchar. Comenzar con los preparativos suele llevarnos a una situación de estrés absoluto, nos damos cuenta que estamos mucho más irritables, irascibles, y que cualquier cosa por menuda que sea nos molesta mucho más de lo que pensamos. Si lo vemos desde otro punto de vista nos daremos cuenta que se trata de una situación normal, si nos ponemos en situación veremos como el tener la casa completamente en remonta y no encontrar lo que andamos buscando de buena mañana hace que los nervios se pongan a flor de piel y que pongamos el grito en el cielo a la primera de cambio. Seguro que en más de una ocasión hemos leído que las mudanzas se deben hacer de manera organizada, sin nervios y de una manera calmada, y nos damos cuenta que es más fácil escribirlo que ponerlo en práctica.

Cuando nos vemos de verdad en la situación es cuando olvidamos de una sola pasada todos los consejos que nos han dado y todo lo que en principio teníamos casi aprendido, tan solo nos vemos en un gran océano y vemos la orilla mucho más lejos de lo que nos habíamos imaginado. De momento no sabemos que para conseguir lo que necesitamos para guardar es mejor que acudamos a hipermaterial nos hemos dado cuenta muchas veces que es la mejor opción y aún así se nos acaba olvidando, decidimos ir en busca de cajas para embalar y lo hacemos a través de los chinos de la esquina, claro luego no es de extrañar que a la hora de transportar cualquier caja del peso se abra y todo quede echo pedazo sin oportunidad de poder arreglarlo.  Es triste, sí, pero es la pura realidad, somos de los que buscamos en internet mil y un consejos en busca de la mudanza perfecta y al final nos quedamos con que no hemos aprendido nada y los pocos consejos que quizás nos interesaban no valen para nada. En situaciones como estás lo mejor es andar con cuidado ya que son de nuestras cosas de las que hablamos, enseres personales y demás, y es una pena que tantas cosas se lleguen a perder por nuestra mala cabeza.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *